El dolor abdominal y los trastornos digestivos son unas de las molestias más frecuentes que aquejan a la población. Desafortunadamente, las personas no prestan la suficiente atención a estos síntomas, se automedican o lo atribuyen al colon irritable.